Menu

Chevrolet Camaro Six 6.2L V8 SS 455 CV 2017: El musculoso inteligente

Chevrolet Chile renovó uno de sus modelos más esperados e icónicos, el Camaro, que ahora llega en su sexta generación y segunda consecutiva de manera oficial. Llegará en una sola configuración 6.2L V8 SS con caja AT8 (CLP $39.990.000). Para los están esperando versiones mecánicas, deberán seguir esperando ya que más que de momento están descartadas, así como 2.0 turbo de 258 caballos. Eso sí, atentos, porque las versiones ZL1 llegarían en un corto plazo. Sus competidores de siempre, además de hermanos de origen son el Ford Mustang 5.0 (motor V8 de 435 caballos) y el un Dodge Challenger SRT 6.4 (con un motor V8 Hemi de 470 caballos),

El Camaro “SIX” fue totalmente rediseñado y remodelado, con un motor potenciado en 20 caballos, agregando mucha, pero mayor tecnología y un diseño que a pesar de ser continuista, es también más sofisticado, logrando en el último tiempo el premio Motor Trend 2016 al auto del año. Los pergaminos los tiene, veamos.

chevrolet-camaro-six-ss-6-2l-8at-2016-test-drive-uhp-26

El concepto detrás de este modelo va de la mano de una nueva arquitectura, que es al menos 91 kg más liviana y 28% más rígida que la quinta generación. El modelo tiene un motor con 455 caballos de fuerza y 617 Nm de torque, que se traduce en el Camaro SS más potente de la historia, con un alcance de velocidad de 60 millas/hr en tan sólo 4 segundos. Una de sus principales características es el “Magnetic Ride Control”, un sistema de amortiguación que “lee” la carretera 1.000 veces por segundo en tiempo real.

Entre sus múltiples características a destacar, Camaro SS cuenta con Frenos Brembo la marca de elite en tecnología de frenos de alto desempeño para las pistas ayuda a alcanzar una increíble distancia de frenado de 100kph a 0 en menos de 36 metros. También destaca el sistema Head-Up Display (HUD) que despliega una proyección de información para el piloto en el parabrisas para no tener que desviar la vista del camino.

chevrolet-camaro-six-ss-6-2l-8at-2016-test-drive-uhp-17

Como equipamiento de seguridad, incluye airbags frontales, laterales delanteros, de rodilla delanteros, de cortina adelante y atrás, junto con los sistemas eléctricos encargados de evitar un posible choque, como los frenos de disco Brembo con ABS y EBD, control electrónico de estabilidad Stabilitrak, alerta de cambio de carril, sistema de detección de punto ciego, control de tracción y alerta de trafico cruzado.

UN DISEÑO CONTINUISTA

El diseño como ya comentamos antes, es similar a la quinta generación. Si no nos concentramos, incluso podríamos llegar a confundirlo. Desde adelante destaca por un parachoque sobredimensionado, con grandes ángulos rectos, filosos, con un LED que recorre los ópticos y parte de la parte baja, dobles muy atractivas. Extrañamos los sensores de estacionamiento delanteros, ya que con un capo tan largo y con la escasa superficie vidriada, es difícil ver por dónde vamos con la parte delantera. Lo recomendable, es extremar los cuidados.

chevrolet-camaro-six-ss-6-2l-8at-2016-test-drive-uhp-27

Por los lados veremos una cintura alta, muy alta, nuevamente con unas puertas gigantes, altas, dejando al mínimo los vidrios, ¿para qué?, bueno, para mejorar el diseño y hacerlo más robusto, agresivo, pero sacrificando algo esencial en el manejo, la visibilidad. Más abajo veremos unos gigantes “pasos de rueda” con llantas de 20 pulgadas, calzadas en neumáticos 245/40 adelante y 275/35 atrás. Ya llegando atrás veremos una exprimida ventana trasera, muy chica. En la zaga veremos un pequeño maletero con un gran alerón superior, que le dan un aspecto más agresivo atrás, y más si lo comparamos con lo que ofrecía antes el Camaro “5”.

Su luces traseras están colocadas bien en los extremos, cuentan con tecnología LED y un atractivo llamativo. Abajo veremos lo clásico que ofrecen los Muscle Car, es decir dos gigante colas de escape, bien puestas a los costados para simular más tamaño y robustez. A ello debemos sumar en eta generación la aparición de más sensores y una cámara trasera. Abajo y al centro de los escapes uno difusores que ayudan a mejorar la turbulencia en la parte posterior, acá la aerodinámica se nota y también se siente mejorada.

chevrolet-camaro-six-ss-6-2l-8at-2016-test-drive-uhp-56

UN INTERIOR MUCHOOOO MÁS TECNOLÓGICO

Adentro es donde más se concentran los cambios. el que avanza radicalmente frente a su anterior generación. Hay una clara mejora en materiales de todo el habitáculo, donde realmente se aprecia el salto generacional y el trabajo de la marca en ofrecer un producto más refinado, más Premium. Un detalle de este modelo, que en general se encuentra en muchos otros deportivos, con una posición de manejo muy baja.

Por ello, todo es completamente nuevo. Desde el panel de instrumentos que supone un cambio del modelo anterior, pero mantiene el ya conocido tablero de instrumentos con estilo dual. Agrega instrumentos análogos para brindar la información esencial de desempeño al conductor, al igual que una pantalla central de alta definición de ocho pulgadas diagonales que se puede configurar para ofrecer información adicional, incluyendo navegación, desempeño y características de infoentretenimiento. Entre ambos media una generosa pantalla que hace las veces de computador de abordo en colores, además de contener indicadores de temperatura, presión de aceite, carga de la batería y nivel del depósito de combustible.

_dsc0210

En la parte alta de la consola encontramos una pantalla de ocho pulgadas, integrada en el panel de instrumentos central, sirve como interfaz para el mejorado sistema Chevrolet MyLink de última generación. El volante también es nuevo, donde el tradición pajarito de Chevrolet da paso a las insignias de Camaro y la reubicación de las rejillas del climatizador a la altura de la palanca de cambios. Nuevo y cómodo nos resultó el freno de mano de accionamiento electrónico, que hace ganar más espacio. Al centro agrega un botón para los modos de manejo y la selectora de la nueva caja automática Hydra Matix 8L90 con paddle shift de ocho velocidades, que reemplaza a la anterior de seis.

La gran pantalla configurable al centro del tacómetro y velocímetro nos muestra desde información del computador, medidores deportivos de aceleración G, navegación, sistema multimedia, lo que le da un detalle moderno y de completa información. Se complementa con un sistema head display, que proyecta la información en el parabrisas, para no tener que bajar la mirada de la carretera. También destacamos su nuevo sistema multimedia (el mismo de los modelos americanos de Chevrolet, como la Silverado), con conexión bluetooth, navegador, apoyados por un sistema de alta fidelidad firmados por BOSE, de un audio excelente.

chevrolet-camaro-six-ss-6-2l-8at-2016-test-drive-uhp-55

YO LE GANO AL MUSCULOSO

El nuevo Camaro SS es propulsado por un motor bencinero con inyección directa y apertura de válvulas variable, LT1 de 6.2 litros con 8 cilindros en V, introducido en el Corvette Stingray, donde cerca de un 20% de sus piezas son de diseño específico para el Camaro. Ofrecer tecnologías de avanzada como el Active Fuel Management o sistema de desactivación de cilindros, para ayudar en la eficiencia. Su potencia se incrementó en 55 HP, llegando a los 455 HP a 6.000 vueltas, mientras que su torque se incrementó en 64,5Nm, totalizando los 617 Nm a 4.400 revoluciones por minuto, un monstruo.

Hydra Matix 8L90 con paddle shift de ocho velocidades con tracción hacia las ruedas traseras, que reemplaza a la anterior de seis. Lo anterior se traduce que en términos de performance, tarda apenas 4 segundos en alcanzar los 100km/hr, mientras que requiere una distancia de 35.7 metros para detenerse desde esa velocidad, gracias a su poderoso sistema de frenos de discos en las cuatro ruedas Brembo con cuatro pistones delateros y traseros de pinzas fijas, de una frenada impecable, potente y dosificable.

chevrolet-camaro-six-ss-6-2l-8at-2016-test-drive-uhp-50

Su chasis también fue mejorado de una manera profunda, con una optimización en la rigidez de un 26%, mientras que el peso disminuyo en casi 90 kg. Los componentes usados en el Camaro son únicos para este modelo en un 70% de su construcción, lo que demuestra su especialización en lo deportivo. Ofrece una suspensión Magnetic Ride Control, que ofrecen diferentes ajustes y pueden variar su dureza en hasta 1000 veces por segundo. Los modos disponibles son Tour, Nieve/Hielo, Sport y Track, pensado solo para la pista. Los frenos han sido mejorados y están pensados en ofrecer un alto desempeño, gracias al desarrollo por Brembo, permiten detener desde los 100 km/h en solo 35.7 metros. Y no hemos dicho que para llegar hasta los 100 km/h solo tarde 4 segundos.

Ya al encender el motor nos damos cuenta que se nos viene encima, pura potencia. Sorprende la fuerza y empuje de su V8, notándose y mucho la baja de peso y la eficiente caja de cambios de 8 velocidades, la que es mucho más rápida tanto al sumar como restar cambios, lo que personalmente me haga olvidar rápidamente la anterior caja MT6 del anterior Camaro SS. Si lo aceleramos fuerte perderemos rápidamente tracción en el tren trasero, invitándonos a derrapar, pero ahora de una manera mucho más contralada, gracias a los dispositivos electrónicos. Para llevarlo más al límite recomendamos utilizar los modos “Sport” o “Track”, que funcionan de manera menos intrusiva, permitiéndonos manejar más y hasta derrapar algo con el eje posterior. Ahora, si quieres hacerlo con precauciones, recomendamos practicar en un circuito o en un estacionamiento cerrado, sin autos.

_dsc0221

El motor torquea y llega al límite con una agilidad suprema, llega a intimidar (uff!, como será el ZL1). Llega al límite sobre las 6.000 RPM en un pestañeo. Ahora, si lo llevamos suave, la caja entiende nuestro manejo y pasa los cambios rápidos, llegando a la octava marcha. Es un musculoso “inteligente” y también le gusta ahorrar. Un nueva generación de “brutos controlados”, que son un gusto manejar. ¿Qué opinas?

Related Posts
  • Nissan 370Z 3.7L 6MT 2017: Diversión a lo vieja e
  • Nissan Sentra 1.8L 129 HP CVT Exclusive 2017: Clá
  • Hyundai Grand i10 Sedán 1.2L 5MT Full 2017: Entra
  • Nissan Murano 3.5L CVT Exclusive 2017: Más diseñ
  • Chevrolet Silverado RC 5.3L V8 355 CV LT Z71 2017:
  • Volkswagen Scirocco 2.0 TSI 211 CV DS6 GTS: Viento
  • Skoda Fabia 1.2 TFSI 110 CV 7DSG Style 2017: Compa
  • Volvo XC90 2.0T T6 320 CV 8AT Kinetic 2017: Apuest
  • Volkswagen Polo Sedán 1.6L 105 CV Trendline 6AT 2
About Author

Mauricio Carvallo

Periodista de profesión, obsesionado por los autos, de corazón. Experto en pistear como campeón. Ahora al volante de @UHPMagazine
Comments (2)
  • Juanjo

    Un vehículo que al pasar te hará voltear tu cabeza, cual modelo de pasarela, un automóvil atractivo desde el corbatín delantero hasta el trasero, con líneas agresivas que en concuerdo con la nota, muestran un robusto móvil para desplazarse tanto dentro de la ciudad como fuera de ella. Imposible compararlo con las primeras generaciones, épocas diferentes con alcances tecnológicos totalmente distintos,pero que aún así siguen marcando tendencia.
    Gracias Chevrolet por tan magnifico auto, Gracias UHP por acercarnos a él

  • Kevin

    Es uno de los mejores autos creados , seguido con la tecnología que le aplicaron

Deja un comentario