Menu

Mazda CX3 GT 2.0L 146 CV Skyactiv AWD 6AT: El llamativo pequeño crossover

Mazda lanzó hace un tiempo en Chile su nuevo SUV compacto (¿o crossover?): el CX-3. Se caracteriza por incorporar lo último en tecnología y diseño de Mazda. Por ejemplo, incorpora toda la conectividad de su sistema MAZDA CONNECT, las innovaciones más avanzadas en seguridad activa y pasiva, el motor SKYACTIV-G 2.0 y la tracción total inteligente de Mazda (i-ACTIV AWD), aunque también estará disponible en formato de tracción delantera (FWD). Este modelo busca además satisfacer la creciente demanda de los crossover y ubicarse en un peldaño inferior que su hermano el CX-5. Llega con precios desde los CLP $13.990.000 a los $17.690.000, equipando un motor 2.0 SkyActive que se acopla según versión a una caja mecánica o automática, todas de seis velocidades. Se fabrica en Japón.

La carrocería SKYACTIV-Body del Mazda CX-3 se basa en la del Mazda2, pero con refuerzos añadidos para soportar el mayor tamaño y peso de este SUV, incluyendo los paneles del piso, los pilares B más rígidos, y refuerzos en acero de alta resistencia en las puertas y en los paneles exteriores. Sus dimensiones son 4,28 metros de longitud y una plataforma más alta. Tiene una estructura similar al Fiat 500X y el Renault Captur, autos pensados para circular principalmente en calles y no en terrenos outdoor. Dentro de la gama que compite se encuentran también el Honda HR-V y el Suzuki Vitara.

MAZDA CX-3 PRECIOS JULIO DE 2016:

  • ALL NEW CX-3 R 2.0L 2WD 6MT $ 13.990.000
  • ALL NEW CX-3 R 2.0L 2WD 6AT I-STOP $ 14.590.000
  • ALL NEW CX-3 R 2.0L AWD 6MT I-STOP $ 14.990.000
  • ALL NEW CX-3 R 2.0L AWD 6AT I-STOP $ 15.590.000
  • ALL NEW CX-3 GT 2.0L AWD 6AT I-STOP GPS $ 17.690.000 (nuestro test)

Todas las versiones del CX-3 vienen equipadas de serie con seis airbags, frenos ABS con EBD, control inteligente de tracción y control dinámico de estabilidad, anclajes para sillas de niños, un sistema suplementario de seguridad pasiva (SRS), cámara de retroceso y asistencia de arranque en pendiente, en lo más destacado. Según la versión, puede agregar un sistema de advertencia de punto ciego y sensores de retroceso. Se puede ordenar en siete alternativas de colores de carrocería: Azul eléctrico (nuestro test), Azul oscuro, Blanco Cerámico (color exclusivo), Blanco mica, Gris grafito, Negro y Soul Red (este color tiene un sobrecargo de CLP $200.000). La gama la cierra el tope de línea que probamos para UHP Online/Magazine, es decir el 2.0 AWD GT, que suma elementos exclusivos como: luces delanteras LED, navegador GPS, sensores de retroceso, paddle shift en el volante, head-up display, sistema de sonido BOSE, tapicería de cuero y llantas aro 18, entre lo más relevante.

Mazda CX-3 2.0 GT 2016 Test Drive UHP (12)

UN DISEÑO LLAMATIVO

Sin duda que tiene un frontal llamativo, que está centrado en una parrilla en forma de ala, que se extiende hasta los grupos ópticos que son totalmente LED en la versión GT, que le dan un aspecto que encuentro agresivo y bastante atractivo. Atrás integra doble salida de escape, que permiten acentuar la naturaleza deportiva. Por su parte,las llantas de aleación de 18 pulgadas con cinco radios dobles en acabado tipo corte de diamante contrastan con el tono gris oscuro del resto de su diseño en la versión tope de línea, sumando más “frescura” a este tope de gama.

Como decíamos, estéticamente es muy llamativo en su diseño exterior como interior, marcado por la línea KODO (El origen del concepto KODO, “el alma del movimiento” es la imagen de un depredador en el momento en que salta sobre su presa, o el movimiento de una espada en el kendo, un arte ancestral japonés) que fluye desde la máscara hasta las luces entregando un look muy atractivo. También me gustaron los pequeños ópticos rectos traseros y los dos escapes cromados abajo, que entregan un aspecto más deportivo, muy bien logrado.

Mazda CX-3 2.0 GT 2016 Test Drive UHP (51)

UN INTERIOR PARECIDO AL MAZDA2

Adentro se nota también que el equipo de desarrollo de Mazda se nota que tomó como punto de partida el interior del Mazda2 para crear un habitáculo radicalmente nuevo, en línea con el diseño exterior del Mazda CX-3. Entrega una sensación de un producto de buena calidad, las terminaciones están bien logradas, existen unas costuras que denotan un trabajo de calidad y ademas al tacto se siente muy agradable, los asientos son cómodos, aunque el espacio interior se siente “pequeño”, ya que los espacios son más reducidos comparados con su hermano mayor el CX-5. Las plazas traseras son muy pequeñas, un adulto de 1.80 queda bastante incómodo, molestando sus piernas y topando la cabeza en el techo.

Frente a los ojos se encuentra la nueva pantalla multifunción interactiva (MID), que incluye el computador a bordo, el tacómetro y el velocímetro, además de otros indicadores de funcionamiento del auto, y sobre todo ello, el Head-Up Display, que permite tener una conducción más segura, todo bastante intuitivo. Así, el sistema funciona a la perfección a través de los smartphones para acceder a Internet de manera segura y sencilla. Cuenta asimismo en su versión GT con un sistema de sonido premium BOSE, con siete altavoces —el primero que Mazda monta en un subcompacto—desarrollado en exclusiva para las dimensiones del habitáculo del All New Mazda CX-3, con un audio bueno, más bien en bajos, y menos en medios y agudos.

Mazda CX-3 2.0 GT 2016 Test Drive UHP (23)

El resto del equipamiento es bastante completo, agregando climatizador, pantalla touch de 7″ con el sistema Mazda Connect que nos permite conectar nuestro teléfono y poder llamar o escuchar audio por bluetooth, entre otros. El panel de instrumentos es de fácil lectura y además viene equipado con head up display que nos muestra la velocidad que llevamos como también otros datos si tenemos el gps integrado, que en nuestro caso no venía con el mapa cargado en el sistema.

El panel de instrumentos está revestido en un material con textura de piel rematado con costuras, mientras que el asiento del conductor puede regularse en cifras únicas para su segmento: 260 mm de ajuste longitudinal y 40 mm de ajuste vertical. El maletero tiene 350 litros de capacidad, pero es disminuido por la rueda de repuesto quedando en 230 litros de capacidad. Está muy por abajo de vehículos de su misma gama como lo es el Honda HR-V (470 l), el Renault Duster (430 litros) o  el Suzuki S-Cross (430 litros).

Mazda CX-3 2.0 GT 2016 Test Drive UHP (59)

MOTOR ALGO FLOJO, PERO CON UN MANEJO CÓMODO Y SILENCIOSO

Cuenta con un motor gasolina de inyección directa SKYACTIV-G, de cuatro cilindros y dos litros viene con una de las relaciones de compresión más altas del mercado en un modelo de producción en serie (13,0:1). Eroga 146 caballos de fuerza a 6.000 rpm y un par motor de 192 Nm a las 2.800 rpm. Puede ir acoplado a una caja manual o automática de seis velocidades. Como ocurre con todos los motores SKYACTIV-G, cumple con la norma de emisiones EURO5 y utiliza gasolina de 93 octanos, consiguiendo un ahorro adicional a su ya extraordinaria eficiencia térmica. La sensación de manejo es bastante agradable. Este motor nos entrega una carga progresiva de potencia, aunque lo encontramos flojo, cumpliendo con lo que entrega pero nunca pensando que es un auto ágil, aunque lo llevemos en modo Sport, activando un pequeño botón al lado de la palanca de cambios.

Acá el CX.3 mejora, pero no para volvernos locos. Los cambios se alargan y la dirección es ligeramente más dura, aunque los consumos se disparan y los cambios se pueden pasar a mayores revoluciones, sintiendo una mejor reacción cuando pisamos el acelerador y hacen que merezca la pena el gasto extra, ya que, con este modo, su conducción se hace más ágil y entretenida. Cuenta con dirección asistida eléctrica (EPAS) adaptada del Mazda2,de buena respuesta y un tacto, que a pesar de ser eléctrica, se siente.

Mazda CX-3 2.0 GT 2016 Test Drive UHP (5)

Destacamos también el sistema de tracción total (i-ACTIV AWD) es de nueva generación, incorporando el primer sistema de alerta de deslizamiento de las ruedas delanteras, transmitiendo instantáneamente potencia a las ruedas adecuadas. El acoplamiento de reparto activo del par determina cuánto agarre necesita cada rueda y distribuye, de forma automática e instantánea, la cantidad necesaria de par a cada rueda en función de las condiciones de la carretera, incluso aunque varíen con rapidez.

La suspensión del Mazda CX-3 es cómoda en términos generales, se siente suave, pero por ejemplo al pasar por encima de un lomo de toro o reductor de velocidad se siente un golpe seco, debido básicamente al tamaño de las llantas y su perfil  (215/50/18).Sobre su consumo, fue bastante pobre, no superamos los 9 km/l, y unos 13,5 km/l en carretera, llegando a un mixto de 11,5 km/l. Según el 3CV (Consumo Vehícular) tiene homologados  12,4 km/l en ciudad, 17,8 km/l en carretera y un mixto de 15,3 km/l.

Mazda CX-3 2.0 GT 2016 Test Drive UHP (1)

En suma, el Mazda CX-3 es un auto con un diseño muy bien logrado, tanto adentro como afuera, aunque podría tener un motor más pujante y que en nuestro caso con un consumo que creo puede ser mejorable (por lo menos en nuestra unidad de pruebas. Sobretodo si consideramos el auto valor de la versión testeado. ¿Qué opinas?

Related Posts
  • Nissan 370Z 3.7L 6MT 2017: Diversión a lo vieja e
  • Nissan Sentra 1.8L 129 HP CVT Exclusive 2017: Clá
  • Hyundai Grand i10 Sedán 1.2L 5MT Full 2017: Entra
  • Nissan Murano 3.5L CVT Exclusive 2017: Más diseñ
  • Chevrolet Silverado RC 5.3L V8 355 CV LT Z71 2017:
  • Volkswagen Scirocco 2.0 TSI 211 CV DS6 GTS: Viento
  • Chevrolet Camaro Six 6.2L V8 SS 455 CV 2017: El mu
  • Skoda Fabia 1.2 TFSI 110 CV 7DSG Style 2017: Compa
  • Volvo XC90 2.0T T6 320 CV 8AT Kinetic 2017: Apuest
About Author

Mauricio Carvallo

Periodista de profesión, obsesionado por los autos, de corazón. Experto en pistear como campeón. Ahora al volante de @UHPMagazine
Comment 1
  • lllll

    yo lo pedi y un punto del por qué lo compre fue por su bajo con sumo y alto rendimiento

Deja un comentario