Menu

Renault Captur 1.5 dCi 90 CV 5MT Dynamique: Viajero eterno

Renault (Derco) tiene hace más de medio año en Chile uno de sus modelos más exitosos, el Captur, un crossover compacto que llega a competir con modelos como el Peugeot 2008, Ford Ecosport, Chevrolet Tracker, Subaru XV, Nissan Juke, entre otros. El Captur salió la luz por primera vez en el marco del Salón de Ginebra de 2013, y deriva directamente del conceptual (desarrollado en 2011) de igual nombre con la finalidad de representar lo mejor de tres mundos: la personalidad y la robustez de un SUV sin su rudeza, la funcionalidad de un monovolumen sin renunciar al diseño y el placer de manejo de un sedán, pero con más espacio. Para la marca es un fiel representante de la segunda parte de su estrategia de diseño organizada alrededor del ciclo de la vida, que denomina Explora.

Actualmente se comercializa en la versión 1.5 litros turbodiesel (motor dCi) con 90 caballos y un precio que parte desde los CLP $12.490.000 (sin los descuentos respectivos por crédito). Las versiones bencineras TCe no se venden actualmente (ya preguntamos la razón) Este crossover citadino llega a complementar la gama SUV de la marca también con los modelos Koleos y Duster. Se fabrica en la planta de Valladolid, España. tiene una garantía de tres años o 100.000 km. La gama de colores contempla nueve tonalidades de carrocería y tres de techo y espejos laterales. naranja arizona con techo marfil delhi (blanco), azul pacífico (eléctrico) con techo marfil, negro brillante con techo naranja arizona, gris casiopa con techo negro brillante, gris platino con techo negro brillante, azul volga con techo marfil delhi, marfil delhi con techo negro brillante, marrón moka con techo marfil delhi y beige ceniza con techo marfil delhi.

RENAULT CAPTUR PRECIOS ENERO DE 2016:

  • Captur 1.5 DCi 90 CV Autentique 5MT: CLP $12.490.000 (precio sin bonos)
  • Captur 1.5 DCi 90 CV Expression 5MT: CLP $13.490.000 (precio sin bonos)
  • Captur 1.5 DCi 90 CV Dynamique 5MT: CLP $13.990.000 (precio sin bonos) (nuestro test)
  • Captur 1.5 DCi 90 CV Dynamique 5MT Adventure: CLP $14.990.000 (precio sin bonos)

Dentro de su equipamiento de seguridad destaca el sensor de retroceso, control de velocidad, frenos ABS con sistema de frenada de emergencia, velocidad crucero, dirección asistida eléctrica variable y asistente de arranque en pendiente. También incluye dos airbags delanteros y dos laterales con sensor de presión, encendido automático de luces, sensor de lluvia, rueda de repuesto, cinturones de seguridad delanteros regulables en altura y cinturones traseros de tres puntas, tres sujeciones Isofix y aviso de olvido del cinturón para todos los ocupantes, neblineros, retrovisores abatibles eléctricamente con función antiescarcha. Obtuvo una calificación de cinco estrellas en la EuroNCAP, convirtiéndose en el décimo quinto vehículo de la gama Renault que consigue 5 estrellas en las pruebas de seguridad EuroNCAP.

LÍNEAS ATRACTIVAS, DERIVADAS DEL CLIO IV

Sus medidas dan cuenta de un crossover de poco más de cuatro metros de largo, con 4.122 mm de largo, un ancho de 1.776 mm y un alto de 1.566 mm. Su distancia entre ejes llega a los 2.606 mm. Como concepto, el Captur es básicamente un crossover citadino que incorpora varios de los elementos que son comunes en todos los SUV, como un mayor despeje del suelo, barras en el techo, protecciones en las puntas y molduras plásticas por todo el contorno. Tenga claro que destaca más por su vocación urbana, más que como todoterreno.

Sus líneas se ven estilizadas, con unos focos grandes y muchos detalles cromados, detalles particulares que le dan toques de mayor agresividad. Por los lados y atrás también hay más cromados, como en los neblineros que le dan una mayor fineza a las terminaciones. Además, se notan muchas formas ondulantes por donde se lo mire. Y si revisamos aún más en detalles su diseño, veremos que acá priman unas líneas más bien delicadas, equilibradas y fluidas, basado en la plataforma del Clio IV. Adelante, llaman la atención sus luces delanteras de generosas dimensiones, que flanquean la máscara en cuyo centro destaca el logo cromado Renault, cuya parte superior va resaltado por un grueso listón lacado. La parte baja de la grilla lleva un listón cromado, además de formar una suerte de “sonrisa” extendida en su centro.

Más abajo va otra toma de aire central rodeada en ambos extremos por los neblineros y las luces LED de posición que van encuadradas en un marco cromado, además del portapatente en la zona central inferior. De costado, el techo da la impresión de que estuviese flotando. Su despeje del suelo es de 170 mm.

Pasando a su zaga, en la parte alta vemos un spoiler cuya parte central va en el mismo tono del techo. Los ópticos traseros son algo pequeños, en forma de joya, los que acompañan bien por los costados a un gran portalón. Un gran rombo cromado va ubicado sobre y al centro del generoso listón cromado que lleva el nombre del modelo. Muy discreto, en el costado derecho inferior del portalón va el monograma dCi que da cuenta de su motor 1.5 diesel.El paragolpes va en color negro e integra los sensores de retroceso (acústicos) como las luces reflectantes y de reversa. De fábrica integra neumáticos Michelin Premacy de medida 205/55 R17 con llantas de aleación de diseño Niágara en colores acero y negro.

POSICIÓN DE MANEJO ALTA, CON UNA BUENA VISIBILIDAD

Y al pasar a su interior, destacamos desde un inicio su posición de manejo alta, una lograda visibilidad hacia los costados, un mayor espacio en las plazas traseras y un maletero más grande. Otro de sus aspectos diferenciadores es su tapicería, la cual es recambiable y lavable. Llaman la atención también por la variedad de espacios de almacenamiento, los cuales incluyen una guantera tipo cajonera de fácil acceso tanto para el conductor como para los pasajeros, con una enorme capacidad de 11 litros. Lo anterior se complementa con los compartimientos detrás de los asientos delanteros, sobre el panel de control y una butaca trasera deslizante con respaldos abatibles para dejar un mayor espacio en el maletero de doble fondo.

La posición de manejo es 10 mm más alta que la de un Clio IV. Conseguir la mejor unbicación al volante no es complicada ya que el volante puede regularse en altura y profundidad. Los rejoles del tablero integran un gran display central con el velocímetro, a los costados los relojes analógicos para estanque de combustible y tacómetro. Arriba un pequeño computador abordo con todas las funciones clásicas (consumo instantáneo, promedio, entre otros. En la consola central una pantalla multifunción que informa las funciones de la radio y GPS. Abajo de esta un climatizador (de botones más bien pobres) pero que son bastante intuitivo de usar.

El sistema multimedia Renault MediaNAV incluye una pantalla táctil de 7” con GPS y sistema Bluetooth, lo que permite sincronizar las funciones y contactos del teléfono celular con el sistema de manos libres, así como la reproducción de música de un dispositivo móvil, iPod y USB a través de conexión por audio streaming o entrada auxiliar, con una calidad de audio solo regular. Más abajo encontramos los mandos del sistema de climatización unizona (idéntico al del Symbol), el botón de arranque (no usa llave convencional) y la ranura para insertar la tarjeta manos libres. En la consola que va entre los dos asientos delanteros, van dos comandos: el ECO, que modifica la aceleración, la gestión del torque y la potencia, el funcionamiento del sistema de climatización. El manejo se vuelve más suave con aceleraciones más largas. El otro comando es el del regulador/limitador de velocidad (o control crucero).

Toda la consola se aprecia bastante moderna (de hecho tiene unas terminaciones plásticas tipo notebook y que son brillosas negras en gran parte de la consola central), con unos plásticos de una calidad apenas regular (lo mismo que nos pasó en el Clio RS), en donde su competidor Peugeot 2008 le saca puntos de ventaja. En general veremos mucho espacio en alto, largo y ancho para ser un crossover compacto. Atrás dos irán muy tres no. El portaequipajes del Captur, admite entre 377 (contra 300 del Clio IV) y 455 litros, ello depende de si desmontamos o no su piso. Si se abaten los asientos traseros, el espacio disponible llega a los 1.146 litros.

ECONÓMICO Y EFICIENTE, NO MUY TORQUEADOR

La marca del rombo prestó especial atención en desarrollar un motor de alto rendimiento a través de la minimización del peso, mejoras aerodinámicas y elementos como la función ECO MODE que reduce el consumo de combustible, modificando la aceleración, la gestión del torque, potencia y climatización. Adicionalmente, agregó el sistema Start/Stop que detiene el motor si el vehículo está en reposo y en neutro, permitiendo mayor rendimiento y una reducción importante de gases. Estos factores permiten que Captur logre un consumo de hasta 30,5 Km/l en carretera (27.6 km/l mixto y 23,7 urbano) y una de las más bajas emisiones de CO2 del segmento (95 g/Km).

Bajo el capó esconde un propulsor conocido en la marca francesa, el 1.5 dCi 90 Su desplazamiento es de 1.461 c.c. y entrega 90 caballos de fuerza a 4.000 revoluciones, mientras que su par máximo alcanza los 220 Nm disponibles desde las 1.750 vueltas. La potencia del motor es enviada al eje delantero (no hay versiones con tracción integral) mediante una caja manual de cinco marchas. (A mediano plazo, Derco espera incorporar una versión automática EDC (con doble embrague) de seis marchas.

En el test del Captur pudimos comprobar que este nuevo motor 1.5 turbodiésel (dCi) no es en esceso rápido, es más bien, algo lento en las salidas y en la zona baja de las revoluciones (hasta los 1.500 RPM), con un turbo que se siente poco cuando empuja, y una vez cuando se activa mantiene una correcta performance, para ello recomendamos llevarlo siempre sobre las 2.000 RPM para tener un buen torque disponible y no sentir la falta de potencia, para ello utilice marchas cortas, como segunda o tercera. La cuarta y quinta son netamente para ahorrar. En general las vibraciones están bien contenidas. Aquí, lo que faltó y mucho es una sexta marcha lo que hubiera contribuido mucho más a reducir el consumo. En este test de Rutamotor logramos promedios de casi 19,6 km/l entre 100 y 120 km/h. Según el 3CV (Consumo Vehícular) tiene homologado un consumo en ciudad de 23,7 km/l, en carretera de 30,5 km/l, logrando un mixto de 27,6 km/l. Logra unas emisiones de 95 grs de CO2 por kilómetro recorrido.

Como decíamos, en autopista las cinco marchas de la caja de cambios se acaban pronto y obligan a llevar el motor arriba de revoluciones. Sin embargo, ello repercutirá en que llegue algo de sonido algo excesivo en el habitáculo (bajo ese régimen el motor casi no se siente). La primera y segundas son bastante cortas, la tercera y cuarte muy largas, la quinta marcha es netamente de ahorro. La suspensión está bien afinada lo que permite que el Captur entre en las curvas con mucha precisión, sin balanceos excesivos. En general la conducción es bastante relajada y sencilla.

Concluimos que el nuevo Captur en su versión turbodiesel es un producto con espíritu más bien citadino, que puede ser llevado fuera de camino en desafíos “light”. Su principal característica es su economía, lo que permite viajes largos con total soltura y autonomía. Ideal para viajes en carretera con la familia.

¿Qué te pareció el nuevo Renault Captur 2016?, coméntanos.

Related Posts
  • Nissan 370Z 3.7L 6MT 2017: Diversión a lo vieja e
  • Nissan Sentra 1.8L 129 HP CVT Exclusive 2017: Clá
  • Hyundai Grand i10 Sedán 1.2L 5MT Full 2017: Entra
  • Nissan Murano 3.5L CVT Exclusive 2017: Más diseñ
  • Chevrolet Silverado RC 5.3L V8 355 CV LT Z71 2017:
  • Volkswagen Scirocco 2.0 TSI 211 CV DS6 GTS: Viento
  • Chevrolet Camaro Six 6.2L V8 SS 455 CV 2017: El mu
  • Skoda Fabia 1.2 TFSI 110 CV 7DSG Style 2017: Compa
  • Volvo XC90 2.0T T6 320 CV 8AT Kinetic 2017: Apuest
About Author

Mauricio Carvallo

Periodista de profesión, obsesionado por los autos, de corazón. Experto en pistear como campeón. Ahora al volante de @UHPMagazine
Comments (2)
  • Gaby

    Decirles que tengo este modelo de auto de septiembre del año pasado, es económico pero nunca me ha entregado un rendimiento de 30 en carretera, a lo más 25. Respecto de si conviene o no, es caro desde el punto de vista de las mantenciones porque cada 10 mil km hay que desembolsar alrededor de 300 mil pesos, por lo que se recomienda saquen bien sus cuentas respecto de lo que uno se ahorra en combustible contra lo que se debe gastar en servicio técnico, por lo menos mientras goza de garantía de 100 mil km o 3 años.

  • Ricardo Fernández Aguilera

    Me gusta Renault Clio 1.2 made en Turquía vale la pena o no? Opiniones

Deja un comentario