Menu

Todo lo que necesitas saber sobre el Santiago E-Prix y la Fórmula E

La Fórmula E es una categoría emergente, impulsada por la FIA, Federación Internacional de automovilismo, con el fin de dar un espacio para el desarrollo de tecnologías limpias y un laboratorio para las marcas que pretenden mirar hacia el futuro en la automoción.

Michelin, por ejemplo, giró hacia la Fórmula E por tener la oportunidad de desarrollar neumáticos más similares a los de calle: con dibujo y perfil bajo, en contraparte a la Fórmula 1 que son lisos y de un perfil muy alto con llantas pequeñas.

Parte de los objetivos de la categoría, es visitar ciudades y sus centros, para demostrar la compatibilidad con metrópolis saturadas de emisiones y ruido. Hoy la Fórmula E se nutre de pilotos de categoría mundial, marcas muy importantes y personajes legendarios del mundo del automovilismo.

Su impacto ha crecido, y hoy la lista de países que quieren albergar una de sus carreras, es larguísima y Santiago será este sábado 3 de febrero, hogar de la 4ta fecha del Campeonato 2017/2018.

Cómo viene el Campeonato

Felix Rosenqvist es quien lleva la punta en la tabla de posiciones, con dos victorias seguidas, permitiéndole a su equipo Mahindra, estar en el primer lugar del campeonato de equipos.

La expectación es grande en esta fecha, ya que será un circuito completamente nuevo para los pilotos y la igualdad de condiciones hace que sea imposible predecir quién ganará.

 

CAMPEONATO DE PILOTOS

CAMPEONATO POR EQUIPOS

Los autos
Estos fórmula eléctricos se diseñaron para albergar esta nueva tecnología. Los chasis fueron hechos iguales y con la mejor tecnología disponible para las competencias. Están equipados con motores eléctricos capaces de entregar más de 200 kW, lo que equivale a unos 280 hp.

Su peso es de 880 kg, donde las baterías representan 330 kg del total. Miden 5 metros de largo, 1,78 de ancho y 1,05 metros de alto. Aceleran a los 100 km/hr en 3 segundos y sobrepasan los 200 km/hr en su velocidad punta.

Fanboost

El espíritu de la competencia, mantiene la entrega de energía de la batería bajo monitoreo constante por parte de la FIA y permite al público interactuar con el Fanboost, una votación que le da potencia extra al piloto elegido por el público, durante un periodo determinado de tiempo.

La potencia en clasificaciones y prácticas es de 200 kW y en carrera es de 180 kW. Con el Fanboost los pilotos disponen de los 200 kW máximos.

El fanboost puede votarse en http://fanboost.fiaformulae.com/ una vez al día.

 

Una particularidad de esta categoría, es que las ruedas son de 18 pulgadas, montadas en neumáticos Michelin que pueden ser usados tanto en seco como en mojado, así, cuando se enfrentan a lluvias, no se necesitan cambiar en pits.

Modo de Carrera

Otra de las normas, es que en carrera cada piloto debe parar 1 vez para cambiar auto, por un tiempo determinado. El resto del tiempo, las paradas en pits están prohibidas, salvo que hayan fallas o pinchazos que subsanar.

Una novedad alimentará este Santiago E-Prix, y es que por primera vez se suprimirá el tiempo mínimo de parada en Pits, dándole la posibilidad de que pilotos más hábiles puedan ganar tiempo en el cambio de monoplaza, agregando emoción a la carrera.

Clasificación

La clasificación dura una hora y cada piloto tiene 6 minutos para hacer su mejor actuación. Luego de eso, se juega la Super Pole, con los 5 más rápidos. El ganador tiene un premio especial y 3 puntos para el campeonato.

 

Horarios y dónde ver

Habrá prácticas desde las 8 de la mañana el Sábado, la clasificación inicia a las 12.00 hrs y la Superpole se disputa a las 12.45 hrs.
Canal 13 transmitirá la carrera de forma íntegra en todas sus señales, en vivo.

La firma de autógrafos será a las 14 hrs y la carrera será a las 16 hrs, con una extensión de 37 vueltas, dando una duración aproximada de 50 minutos.

La ceremonia del podio será a las 17.05 hrs.

Plano del Circuito

 

Con todo lo anterior, no es difícil entender que la categoría se creó para desarrollar autos que las marcas puedan expresar en sus modelos de calle, experimentar tecnologías y aprender para llevar esos conocimientos a los autos de producción, dándole la posibilidad de hacer competencia con doble propósito, así la gente se hace partícipe de la evolución del automóvil eléctrico, que ha llegado para quedarse definitivamente.